Bibliografía Piketty

Piketty, un economista francés, se ha hecho archifamoso por su obra “Capital in the Twenty-First Century” publicada hará alrededor de un año y medio. Su obra, ha generado un acalorado debate, por lo que he decidido hacer un poco de bibliografía de los textos y artículos que me han parecido más relevantes, ni mucho menos esto es una bibliografía completa del tema ni pretende llegar a conclusiones definitivas ya que la certeza de la tesis de Piketty aún es un tema abierto, aunque casi toda la literatura sea muy critica con esta. En mi opinión, a día de hoy, algunas de las críticas han abierto múltiples agujeros por debajo de la línea de flotación de la tesis de Piketty muy difíciles de reparar, desde presentaciones torticeras de datos hasta una posible manipulación de estos, pasando a exponer premisas simplistas y contradicciones de su modelo teórico (aquí pueden encontrar una presentación que dí sobre la parte I y II del libro de Piketty). Aún si obviáramos todo esto tampoco parece claro que sus recomendaciones de política económica sigan.

Algunas exposiciones divulgativas de la obra:

Un debate donde Piketty expone su tesis (seguramente la mejor forma de entender la tesis sin leerse el libro entero, casi 700 páginas!) y debate con Dean Baker y Kevin Hasset, en mi opinión, un excelente debate. http://www.taxpolicycenter.org/events/piketty-capital-book-release.cfm

Un Power Point de Justin Wolfers donde se puede observar un resumen sistemático y muy bien hecho de algunas críticas, en mi opinión de las más potentes. También se pueden encontrar muchas de las referencias que se encuentran en esta entrada. En cambio, aquí, podemos encontrar una crítica de como Wolfers explica la tesis de Piketty, con la que en parte estoy de acuerdo pero la gran mayoría de las críticas siguen siendo perfectamente salvables.

Reseñas que me han parecido importantes o especialmente críticas, ni mucho menos todas las que se han hecho:


Una revisión de las diversas críticas que se le han hecho a Piketty, aunque no incluye algunas de las más reciente que se mencionan en este post (pero si otras de interesantes sobre la paga de los CEO).

Capital in the Twenty-First Century: A Critique of Thomas Piketty’s Political Economy – Michael Porter

Artículos académicos:

  • Piketty’s Can Opener – Jim Mazzi
    Crítica a la teoría del poder de negociación de las compensaciones de los CEO de Piketty
  • Piketty’s Theory of Inequality and  its Critics: A White Paper – Marshall Steinbaum
    Una defensa de Piketty contra algunos de las críticas mencionadas, ya que casi toda la literatura académica que se ha generado sobre Piketty ha sido crítica, tiene algunas defensas bastante certeras aunque otras no son suficientes al ir repitiendo que la evidencia está a favor de Piketty ya que se pone entredicho en varias criticas mencionadas.
  • Challenging the Empirical Contribution of Thomas Piketty’s Capital in the 21st Century – Phillip W. Magness (George Mason University – Institute for Humane Studies; George Mason University – School of Public Policy) & Robert P. Murphy (Institute for Energy Research)

    “Abstact: Thomas Piketty’s Capital in the 21st Century has been widely debated on theoretical grounds, yet continues to attract acclaim for its historically-infused data analysis. In this study we conduct a closer scrutiny of Piketty’s empirics than has appeared thus far, focusing upon his treatment of the United States. We find evidence of pervasive errors of historical fact, opaque methodological choices, and the cherry-picking of sources to construct favorable patterns from ambiguous data. Additional evidence suggests that Piketty used a highly distortive data assumption from the Soviet Union to accentuate one of his main historical claims about global “capitalism” in the 20th century. Taken together, these problems suggest that Piketty’s highly praised and historically-driven empirical work may actually be the book’s greatest weakness.”

    Ojo en el journal en el que está, no tiene demasiada reputación, de hecho no sale ni en el Social Science Citation Index, no invalida nada pero hay que ir con cuidado, solo he podido comprobar la certeza de las criticas más tochas como las relacionadas con la replicación de la Figura 5.8. Para algunas críticas adicionales, ver el blog de Phillip W. Magness

  • American Economic Review (AER): A Discussion of Thomas Piketty’s “Capital in the 21st Century”

    En una jornada, hubo una serie de presentaciones de ideas que seguramente formarán futuros artículos sobre la obra de Piketty, la gran mayoría de ellos críticos de la obra. Finalmente Piketty responde a algunas de las cuestiones mencionadas.  Aquí el vídeo de las presentaciones.

    Capital and Wealth in the 21st Century – DAVID N. WEIL (Brown University)

    Capital Taxation in the 21st Century – ALAN J. AUERBACH (University of California-Berkeley) & KEVIN HASSETT (American Enterprise Institute)

    Yes, r>g. So what? – N. GREGORY MANKIW (Harvard University)

    About Capital in the 21st century – THOMAS PIKETTY (Paris School of Economics)

  • Un Symposium sobre en el Journal of Economic Prespectives (incluye un articulo de Piketty donde este va moderando y alejándose de grandilocuentes afirmaciones que hace en su obra).

I discuss available evidence about the evolution of top wealth shares in the United States over the last one hundred years. The three main approaches – Survey of Consumer Finances, estate tax multiplier techniques and capitalization method – generate generally consistent findings until mid-1980s but diverge since then, with capitalization method showing a dramatic increase in wealth concentration and the other two methods showing at best a small increase. I discuss strengths and weaknesses of different approaches. The increase in capitalization estimates since 2000 is driven by a dramatic and surprising increase in fixed income assets. There is evidence that estate tax estimates may not be sufficiently accounting for mortality improvements over time. The non-response and coverage issues in the SCF are a concern. I conclude that changing nature of top incomes and the increased importance of self-made wealth may explain difficulties in implementing each of the methods and account for why the results diverge.

Piketty ha utilizado a su favor un artículo de Saez y Zucman de 2014 (después de la crítica del Financial Times a sus datos, donde respondió no citando el artículo, sino citando el power point de una presentación working paper de este artículo cuando esta aún no estava ni disponible…) donde utilizan el método de capitalización que parce mostrar un importante sesgo al alza (como ya también comentan Murphy y Magness en un articulo de los listados aquí).

 

“Thomas Piketty’s Capital in the Twenty-First Century puts forth a logically consistent explanation for changes in income and wealth inequality patterns. However, while rich in data, the book provides no formal empirical testing for its theoretical causal chain. In this paper, I build a set of Panel SVAR models to check if inequality and capital share in the national income move up as the r-g gap grows. Using a sample of 19 advanced economies spanning over 30 years, I find no empirical evidence that dynamics move in the way Piketty suggests. Results are robust to several alternative estimates of r-g”


En blog, Bleeding Heart Libertarians, un blog de filósofos liberales aunque con cierto matiz, han hecho una reseña crítica a la filosofía política implícita de Piketty, quien sin hacerlo explicito introduce una filosofía política igualitarista y con cierto toque anti-ricos en toda la obra, donde el capitalismo genera una desigualdad incompatible con la democracia:

Entradas donde se resumen los problemas filosóficos explorados: http://bleedingheartlibertarians.com/2014/06/pikettys-philosophical-problems-in-250-words/

Todas las entradas que han hecho al respecto:

Finalmente, un economista y divulgador español, Juan Ramón Rallo, tiene diversas entradas muy críticas con la obra en su blog y aunque no sean tan formales como algunos tratamientos académicos, tienen la ventaja de una comprensión mucho más accesible. Llegan fuera de la torre de marfil. Muy interesante sus entradas sobre el surgimiento de la clase media y el descarte de la teoría de los CEO que Piketty presenta.

Anuncios

¿Es posible comerciar con bandidos?

An earthman expects to find a law, a printed law, for every circumstance. Even have laws for private matters such as contracts. Really. If a man’s word isn’t any good, who would contract with him? Doesn’t he have reputation?”

ROBERT HEINLEIN’S character MANUEL O’KELLY in ‘The Moon is a Harsh Mistress’

bandidos tusken

BANDIDOS TUSKEN – STAR WARS

¿Es posible comerciar con bandidos? En ausencia de un gobierno que garantice un marco legal entre las partes, ¿no degenera la situación en un estado de naturaleza Hobbesiano? Peter Leeson en su artículo “Trading with Bandits” publicado en el Journal of Law & Economics desafía esta opinión generalmente compartida incluso por Adam Smith: “Es solo bajo el amparo del magistrado civil que el dueño de . . . propiedad . . .  puede dormir una sola noche seguro. Él está en todo momento rodeado por enemigos desconocidos, quienes, aunque él nunca provocó, nunca puede apaciguar, y de cuya injusticia sólo puede ser protegido por el fuerte brazo del magistrado civil continuamente alzado para castigarla”*. Al fin y al cabo, los bandidos se dedican a robar y no a comerciar ¿no? Pues Peter T. Leeson en su articulo argumenta que no y que a través de formas bastante ingeniosas es posible comerciar con potenciales bandidos. El artículo esmentado, también nos servirá para mostrar conceptos básicos de la teoría de los juegos en juegos secuenciales ya que el juego presentado por Leeson lo és y aquí lo reproducimos.

Cuando uno puede violentamente robar a otro, el débil, que no puede castigar, no puede hacer nada para evitarlo, más aún si el asaltado no es móvil de forma que no puede evitar ser perpetuamente víctima del asalto. Peter Leeson afirma que el comercio entre partes débiles, que no pueden invertir en mecanismos y tecnología defensiva o de ataque y no pueden basarse en infinitas interacciones (Folk theorem), y fuertes puede llegar a ser posible sin Estado. Como ejemplo toma la Àfrica precolonial, donde los primeros colonos Europeos utilizaban intermediarios para recoger los bienes que necesitaban para exportar de sus productores en en el remoto interior de África Central. A su vez, los africanos tenían sus intermediarios que conectaban los exportadores europeos con los productores del interior. Con frecuencia, las caravanas de los intermediarios eran mucho más fuertes que los productores con los que comerciaban y si son suficientemente más fuertes, los beneficios de asaltar son superiores a los de comerciar. Había la tentación de asaltar a los nativos y tomar sus bienes por la fuerza. Así era para los habitantes alrededor de por arriba de Zambezzi, Kassai y los colonos Portugueses y sus intermediarios alrededor de la costa de Angola.

Dos razones por las que las caravanas de los intermediarios eran superiores en fuerza a los productores era por su mejor tecnología armamentística y su movilidad. Los productores sólo tenían acceso a las armas de fuego que les proveían las caravanas. Las caravanas eran altamente móviles mientras los productores eran estacionarios, esto facilitaba el saqueo ya que siempre podían volver a la costa para reunir a hombres adicionales, escapar en caso de inferioridad de fuerza y efectuar ataques sorpresa.

Vamos a modelar la amenaza de saqueo. Consideremos una economía con perfecta información compuesta de una caravana de intermediarios y una comunidad de productores. Ya que la comunidad es estacionaria no puede escoger si interactúa con la caravana o no. Si la caravana se acerca a la comunidad de productores no puede escoger no interactuar con ellos. Aunque la comunidad de productores no controla si interactúa con la caravana, controla otra variable, cuánto producen. Los productores escogen primero cuanto producen: con un excedente para comerciar o nivel de subsistencia para mantener a la población y algo de más. La caravana de intermediarios mueve segundo y puede escoger entre lo siguiente: quedarse en casa, viajar hasta la comunidad de productores y comerciar o viajar hasta la comunidad de productores y asaltarlos.

Si los productores producen para comerciar y los intermediarios se quedan en casa, los productores reciben un pago de Hp y los intermediarios de Hm. Si en esta misma situación la caravana va a comunidad de productores y comercia, todos reciben un pago aún mayor, Ep para los productores y Em para los intermediarios neto de costes del viaje, pero si los intermediarios saquean reciben aún un mayor pago neto de costes del viaje, P y los productores reciben -Hp, pierden lo producido para comerciar.

La situación donde la comunidad produce a un nivel de subsistencia es similar al anterior pero con pagos menores para todos ya que ahora hay menos recursos. Si los intermediarios se quedan en casa los productores reciben un pago de Hm y los productores de hp. Si los intermediarios van a la comunidad y comercian obtienen un pago de em, los productores obtienen ep. Si los intermediarios van a la comunidad y saquean obtienen un pago de p y los productores de -hp, pierden lo producido para comerciar.

Para los productores tenemos que: Ep > Hp > ep > hp. Prefieren producir para comerciar y comerciar a producir para el comercio y no comerciar. Prefieren producir para el comercio y no comerciar a no producir para el comercio y comerciar. Prefieren no producir para el comercio y comerciar que no producir para el comercio y no comerciar. Con lo mencionado, producir para comerciar y ser saqueado, -Hp es lo menos deseado y no producir para el comercio y ser saqueado, -hp es lo segundo menos deseado.

Para los intermediarios tenemos que: P > Em > Hm > p > em. Prefieren saquear cuando producen para el comercio a comerciar cuando han producido para el comercio. Prefieren comerciar cuando han producido para el comercio a quedarse en casa. Prefieren quedarse en casa que saquear cuando no han producido para el comercio y esto último a comerciar cuando no han producido para el comercio. También tenemos que Ep + Em > P – Hm; el comercio es socialmente más eficiente que el saqueo.

Con lo explicado ya podemos mostrar el árbol de decisión, Figure 1, del juego. trading with bandits 1

Para solucionar este tipo de juego secuenciales usaremos inducción hacia atrás para encontrar el equilibrio de Nash. Situémonos primero en el primer nodo de decisión de los intermediarios, cuando los productores ya han producido para el comercio. Podemos ver que escogerá saquear ya que P es el pago mayor que pueden obtener con lo que dejará a los productores con -Hp. En cambio, si los productores no han producido para el comercio, lo mejor es quedarse en casa recibiendo Hm y los productores reciben hp. Ahora vayamos un paso hacia atrás y situémonos en el nodo de decisión donde los productores pueden decidir si producir para el comercio o para la subsistencia. Saben que si producen para el comercio van a ser saqueados y recibir -Hp pero si comercian produciendo a para la subsistencia reciben hp, como hp > -Hp escogen producir para subsistencia. El equilibrio de Nash es producir para subsistencia y los intermediario se quedan en casa. El equilibrio del juego es Pareto dominado por producir para el comercio y comerciar ya que todos (intermediarios y productores) reciben pagos mayores, el equilibrio es ineficiente.

Aún con lo mencionado, la amenaza de ser saqueados no evitó el comercio entre los intermediarios y las comunidades de productores a finales del periodo precolonial. De hecho, en Angola, las exportaciones proporcionadas por productores del interior llegó una cifra de alrededor de 4 millones de dólares por año a finales del siglo XIX. ¿Cómo consiguieron los productores superar el problema de la amenaza de saqueo?

Un mecanismo que permitió solventar el problema de la amenaza de saqueo fue el uso de crédito. A través del crédito uno puede comerciar con bienes futuros, pero estos no se pueden saquear ya que aún no existen. Cuando los intermediarios llegaban a la aldea para recoger lo que les debían, no había incentivo a saquear ya que justamente no habían de efectuar pago alguno para conseguir los bienes, ya se hizo anteriormente y el pago fue consumido en el período entre visitas de los intermediarios.

A la Figure 1, en el nodo de decisión cuando la comunidad de productores decide producir a nivel de subsistencia, le añadimos una nueva opción, comerciar a crédito. Esto hace el análisis dinámico. Si los intermediarios escogen esta opción se abre un nuevo nodo de decisión para los productores, que pueden decidir producir o no. Algunos pagos se van a multiplicar por un factor de descuento, б (0 < б < 1), ya que se reciben en el siguiente periodo (preferimos X€ hoy que X€ mañana a igualdad de condiciones). Si se comercia a crédito, los intermediarios seguro que van a ir a la comunidad de productores en el siguiente periodo. Si estos deciden producir para el comercio, los intermediarios reciben бEm, (lo mismo que si comerciaban cuando se ha producido para el comercio pero descontado) y los productores Ep, el pago no está descontado ya que lo reciben un periodo antes de dar lo pactado por qué se comercia a crédito. Si la comunidad ha producido para el comercio, los intermediarios no ganan nada saqueando ya que no tiene que efectuar pago alguno en el momento de recoger los bienes, ya fue pagado en el periodo anterior y ahora puede simplemente recoger lo que ya han pagado o saquear lo que ya han pagado. No tiene sentido saquear. En cambio, si la comunidad decide no producir, van a ser saqueados como castigo. En este último caso el pago para los productores es de Em – бhp, el pago del crédito que les hicieron menos el valor descontado del saqueo (ya que ocurre en el siguiente periodo) cuando no producen para comerciar y de бp para los intermediarios, el valor descontado de saquear cuando no se ha producido para el comercio.

El árbol modificado del juego, Figure 2, queda de la siguiente forma. trading with bandits 2

El equilibrio del juego va a depender de la tasa de descuento б y de la credibilidad del compromiso de la comunidad a producir. Sabemos que el compromiso de la comunidad a producir es creíble ya que aún cogiendo crédito prefieren producir para comerciar a ser castigados ya que: Ep < Ep – бhp. Si comercian a crédito, van a terminar con el equilibrio que se produce para el comercio con pagos de (E, бEm). La cuestión está en el factor de descuento. Si no hay acuerdo a crédito, los intermediarios se van a quedar en casa y obtener un pago de Hm. Estos están indiferentes entre comerciar a crédito y quedarse en casa cuando: Hm = бEm; de lo que podemos sacar el factor de descuento necesario para que estén indiferentes entre las alternativas mencionadas: б = Hm/Em. Como menos impacientes sean, más valorarán el futuro de forma que por una  б > Hm/Em prefieren comerciar a crédito a quedarse en casa y parece era así dada la prevalencia del comercio. Con el uso del crédito la comunidad de productores y los intermediarios ambos consiguen mayores ganancias dados los beneficios del comercio y sin violencia física de por medio. Hay todo de referencias históricas del período (finales del siglo XIX) a contratos de crédito entre intermediarios y productores. Como hemos visto, este tipo de contratos no necesita de Estado, la estructura del mismo contrato hace que las partes tengan incentivos para cumplirlo, son contratos que se autocumplen. Este es el principal mecanismo que permitía el comercio, aunque no el único, Leeson (2007). Aquí solo exponemos el mecanismo básico, en Leeson (2008) podemos encontrar más sobre este tipo de contratos aunque el juego que se presenta es algo más complicado. En Friedman (2005) y Leeson (2003) también podemos encontrar más sobre contratos en ausencia del Estado, desde la China imperial hasta el ciberespacio, que intentaremos tratar en una futura entrada. Parece ser un terreno de investigación muy fértil para aquellos que buscan formas de organización alternativas al Estado.

Y así, es como se comercia con bandidos.

Entrada dedicada a Enfermero Ancap.

(*) “It is only under the shelter of the civil magistrate that the owner of . . . property . . . can sleep a single night in security. He is at all times surrounded by unknown enemies, whom, though he never provoked, he can never appease, and from whose injustice he can be protected only by the powerful arm of the civil magistrate continually held up to chastise it.” Adam Smith (1776) [1965], pág. 670

BIBLIOGRAFÍA

Friedman, David D. “From Imperial China to cyberspace: Contracting without the state.” JL Econ. & Pol’y 1 (2005): 349.
URL=http://www.daviddfriedman.com/Academic/Course_Pages/analytical_methods_08/china_to_cyberspace.htm>

Jackson, Matthew O. “A brief introduction to the basics of game theory.”Available at SSRN 1968579 (2011).
URL =<http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1968579>

Leeson, Peter T. “Contracts without government.” Journal of Private Enterprise18.2 (2003): 35-54.
URL =<http://peterleeson.homestead.com/Contracts_Link.pdf>

Leeson, Peter T. “Trading with bandits.” Journal of Law and Economics 50.2 (2007): 303-321.
URL =<http://www.peterleeson.com/Trading_with_Bandits.pdf>

Leeson, Peter T. “Social distance and self‐enforcing exchange.” The Journal of Legal Studies 37.1 (2008): 161-188.
URL =<http://www.peterleeson.com/PSH.pdf>

Las fluctuaciones económicas de San Jorge

Hoy, 23 de abril, en Cataluña es el día de San Jorge. El día de San Jorge es una fiesta que se celebra conjuntamente con el día del libro y a feria de las rosas. En esta fiesta que se celebra el día 23 de abril, el día en el que presuntamente murió el caballero Jorge el año 303.

Durante el día de San Jorge, ya que es el día de los enamorados, es tradición regalar una rosa a la querida de uno y a partir de 1930 se suma la costumbre de que la mujer regale un libro a su querido con motivo del día del libro. Que intercambio más provechoso para el chico!

Des del punto de vista económico, que fenómenos podemos observar durante San Jorge? Pues una venta masiva de libros, que puede llegar a representar entre el 5-8% de la venta de libros anuales (en Cataluña) y también una gran venta de rosas. Por lo tanto, podemos observar que la venta de libros no es constante a lo largo del tiempo, de hecho presenta fluctuaciones recurrentes y periódicas. Podemos utilizar las búsquedas de “llibre” (libro, en azul) y “llibres” (libros, en rojo) al Google Trends, en Cataluña, como indicador del interés por los libros y por lo tanto como proxy para las ventas. Vemos que antes y después de San Jorge hay una caída muy pronunciada, por debajo de la tendencia, en las búsquedas, cosa que nos puede indicar que los compradores planifican hacer parte de sus compras de libros de antes y después de San Jorge (si no hubiera esta celebración) ese mismo día.

Podemos ver que hay diversos máximos locales hacia el abril. Si añadimos las búsquedas de “Sant Jordi” (San Jorge, en amarillo) que estas se disparan el día en cuestión, podemos ver como los máximos locales coinciden con el día de San Jorge

Lo que al principio puede sorprender es que haya un aumento del número de libros vendidos durante San Jorge (básicamente por un aumento de demanda) pero no observamos que los precios de los libros aumenten, al contrario, de hecho bajan y podemos encontrar con mucha facilidad diversos descuentos que ofrecen las librerías. Los precios de los libros bajan durante San Jorge. El último año, el día de San Jorge se vendieron más de 1,5 millones de libros y la facturación llegó a los 19,2 millones de €.

Para el caso de las rosas, también podemos observar un gran aumento de las búsquedas de “rosa” (en rojo) a Google, que también coincide con las búsquedas de “Sant Jordi” (San Jorge, en azul), al menos de una forma clara desde 2012-13 de forma que parece que Google Trends capture ese efecto, aunque de una forma no demasiado fiable. En el caso de las rosas, es más difícil de cuantificar, ya que no hay ningún organismo al cual uno pueda acudir para saber cuantas rosas se han vendido durante el día de San Jorge ni la facturación que han generado esas ventas, al contrario de la venta de libros. Aún así, se espera que el Mercat de Flor i Planta Ornamental de Catalunya venda unas 7 millones de rosas este año, que representa un aumento de un 20% respecto el año pasado.

En el caso de las rosas, se observa una subida importante del precio. Es difícil encontrar rosas por menos de 4€. Hasta aquí una descripción muy básica de las propiedades económicas de las fluctuaciones en la compraventa de libros y rosas durante el día de San Jorge.

Empecemos por el caso de las rosas, que es mucho más sencillo que el de los libros, ya que es similar a un libre mercado. Hay muchos vendedores y compradores, no hay demasiadas asimetrías informativas relevantes, muchos de los precios son públicos o fáciles de conocer, hay pocas barreras de entrada o costes de entrada, etc. Bajo estas condiciones, ¿un aumento de la demanda de las rosas debería causar un aumento del precio de estas? A primera vista sí, pero si sabemos que este fenómeno se repite con periodicidad, los agentes pueden formar expectativas de la subida de precios de San Jorge y por lo tanto decidir comprar la rosa antes y ahorrarse pagar más. El problema es que puede que la costumbre también sea comprar la rosa el día de San Jorge, no solo regalarla y puede ser una molestia tener que guardar la rosa hasta el día de San Jorge, que es cuando se regala. Entonces, aquí, los vendedores de rosas, al ir al por mayor, tienen la oportunidad de practicar el noble arte de la especulación. Los vendedores, ya que esperan un incremento de los precios, podrían aprovisionarse de una mayor cantidad de rosas previamente para vender más durante San Jorge, esto, tendría el efecto de disminuir el precio (respecto el precio de no especulación) cuando lo vendan, es decir, la especulación ayudaría a disminuir la fluctuación de precios que experimentan las rosas. Desafortunadamente no es así, vemos incrementos importantes del precio de las rosas. Entonces, por qué se dan estos incrementos? Pues porqué las rosas tienen una propiedad que dificulta su almacenamiento. Las rosas no son un bien duradero y además tienen lags (y heterogéneos) en la producción, esto dificulta que se puedan almacenar durante periodos de poca demanda para venderlas en periodos de alta demanda. El incremento de demanda durante San Jorge es tal, que hasta se importan rosas del extranjero. El tema de los libros ya es más complicado, ya que hay barreras de entrada, precios regulados y mucho mas de forma que aquí no lo vamos a tratar, aunque espero poder hacerlo en otro momento, quizás el próximo San Jorge..

En cuanto la práctica de regalar una rosa y/o un libro, es curioso que se dé des de un punto de vista económico. Des de un punto de vista económico, con agentes racionales, lo mejor es siempre regalar dinero, ya que si el individuo se lo hubiera gastado en otra cosa que no fuera el regalo que le han hecho, podría haber alcanzado un mayor nivel de utilidad. Esta razón, también es la justificación clásica para preferir transferencias monetarias a transferencias en especie. Pongamos que nos hacen un regalo que cuesta 10 €. Si este es el regalo óptimo, el producto que nos aporta más utilidad que podíamos comprar con 10 € sería el regalo que nos han hecho. En cambio, si con esos 10€ podemos comprar un producto que valoramos más que el regalo, ese regalo ya no era óptimo porqué a igualdad de coste (10 €) podemos obtener un bien que nos aporta una mayor utilidad. Esto muestra que no hay ningún regalo (que cueste 10  €) que sea mejor que regalar 10 €, por esto el dinero es el regalo óptimo. Relacionado con la ineficiencia de los regalos, Joel Waldfogel el 1993 intentó estimar las perdidas de eficiencia de los regalos de Navidad. Encontró, a través de encuestas, que un regalo destruye 1/3 del valor. Con esta estimación, los regalos de Navidad a los EE.UU representan una pérdida de eficiencia de entre 13-14 miles de millones de dólares. Después del artículo de Waldfogel hay otros artículos que encuentran beneficios netos de los regalos o confirman las pérdidas de eficiencia de Waldfogel. Las estimaciones conservadoras ponen una valoración por parte de quien recibe el regalo del 90% de este. Aún así, podemos intentar racionalizar el hecho que se den regalos no monetarios en la día de San Jorge. En el caso anterior, hemos asumido que al individuo solo le afecta el bien que obtiene como regalo, pero hay toda una serie de cosas asociadas con hacer un regalo que no es el bien en sí, p.e. señales. En la medida que un regalo sea del gusto de quien lo recibe o no, señaliza cuanto conocemos o nos preocupamos por quien le hacemos el regalo, esto lo puede apreciar quien recibe el regalo, tiene un valor simbólico. Otro tipo de hipótesis es que dar dineros como regalo puede ser una falta de respeto o que no encaja con la relación en la cual se hace el regalo, la corrompe (como argumentan filósofos antimercantilización como Michael Sandel) Una posible solución intermedia serían las tarjetas regalo, aunque se encuentra alrededor de un 10% de pérdida de eficiencia. De hecho, regalar dinero puede ser una falta de respeto o no encajar con la relación entre quien hace y recibe el regalo, pero solo porqué nos encontramos en la cultura occidental actual, donde concebimos la esfera económica como amoral y separada de las relaciones personales. Durante mucho tiempo, en los EE.UU (entre los 1870 y 1930) se daba dinero como regalo y no había ningún tipo de estigma ni menos apreciación por parte de quien da o recibe el regalo. Según la socióloga Viviana Zelizer:

Families, intimate friends, and businesses likewise reshaped money into its supposedly most alien form: a sentimental gift, expressing care and affection. It mattered who gave gift money and who received it, when it was given, how it was offered and how spent. Defying all notions of money as neutral, impersonal, and fungible, gift money circulated as a meaningful, deeply subjective, nonfungible currency, closely regulated by social conventions. At Christmas, weddings, christenings, or other ritual and secular events, cash turned into a dignified, welcome gift almost unrecognizable as market money and clearly distinguished from other domestic currencies.

Zelizer, The Social Meaning of Money (Princeton: Princeton University Press, 1997), 202-3.

Que podemos aprender de todo esto? Pues que es muy difícil evitar comprar una rosa cara (si se compra una rosa) el día de San Jorge en Cataluña y que un cambio en nuestras costumbres hacia regalos monetarios aumentaría la eficiencia de estos.

Les fluctuacions econòmiques de Sant Jordi

Com és ben sabut, avui dia 23 d’abril, a Catalunya és la diada de Sant Jordi. La diada de Sant Jordi es una festa que es celebra conjuntament amb el Dia del Llibre i la Fira de les Roses.  Aquesta festa se celebra el 23 d’abril, el dia que suposadament va morir el cavaller Jordi l’any 303.

Durant la diada, ja que és el dia dels enamorats és tradició regalar una rosa a l’estimada i a partir de 1930 s’afegeix el costum que la noia regali un llibre al noi amb motiu de la diada del llibre. Quin intercanvi més profitós per al noi!

Des del punt de vista econòmic quins fenòmens podem observar durant Sant Jordi? Doncs una venda massiva de llibres, que pot arribar a representar entre el 5-8% de la venda de llibres anuals i també una gran venda de roses. Per tant podem observar que la venda de llibres no és constant al llarg del temps, de fet presenta fluctuacions recurrents i periòdiques. Podem utilitzar les cerques de “llibre” (en blau) i “llibres” (en vermell) al Google Trends, a Catalunya, com a un indicador d’interès pels llibres i per tant com a proxy de les vendes. Veiem que abans i després de Sant Jordi hi ha una caiguda molt sobtada, per sota de la tendència de les cerques de llibres, cosa que pot indicar que els compradors planifiquen fer part de les seves compres de llibres abans i després de Sant Jordi el dia de la diada.

Podem veure que hi ha diversos màxims locals cap a l’abril. Si afegim les cerques de “Sant Jordi” (en groc) que aquestes es disparen el dia de la diada, podem veure com aquests màxims locals coincideixen amb la diada de Sant Jordi.

El que al principi pot sorprendre és que hi hagi un augment del nombre de llibres venguts durant la diada (per un augment de demanda) però no observem pas que els preus dels llibres es disparin, de fet baixen, un pot trobar amb molta facilitat diversos descomptes que ofereixen les llibreries. Els preus dels llibres baixen durant Sant Jordi. L’últim any, per la diada de Sant Jordi es van vendre més d’1,5 milions de llibres i la facturació va a arribar als 19,2 milions de €.

Pel cas de les roses, també podem observar un gran augment de les cerques de “rosa” (en vermell) a Google que també coincideix amb les cerques de “Sant Jordi” (blau), almenys de forma clara des del 2012-13 de forma que sembla que Google Trends capturi aquest efecte, encara que no d’una forma gaire fiable. En el cas de les roses és més difícil de quantificar, ja que no hi ha cap organisme al qual un pugui acudir per saber quantes roses s’han venut durant Sant Jordi ni la facturació que han generat aquestes vendes, al contrari de la venda de llibres. Tot i això, s’espera que el Mercat de Flor i Planta Ornamental de Catalunya vengui uns 7 milions de roses aquest any, que representa un augment d’un 20% respecta l’any passat.

En el cas de les roses, s’observa una pujada important de preus. És difícil trobar roses per menys de 4€. Fins aquí, una descripció molt bàsica de les propietats econòmiques de les fluctuacions en la compravenda de llibres i roses durant la diada de Sant Jordi.

Comencem primer pel cas de les roses, que és molt més senzill que els dels llibres, ja que és similar a un lliure mercat. Hi ha molts compradors, hi ha molts venedors, no hi ha gaires asimetries informatives rellevants, molts dels preus són públics o fàcils de conèixer, hi ha poques barreres d’entrada o costos d’entrada, etc. Sota aquestes condicions, un augment de la demanda hauria de causar un augment del preu? A primera vista sí, però si sabem que aquest fenomen es repeteix amb periodicitat els agents poden formar expectatives de la pujada de preus durant Sant Jordi i per tant decidir comprar la rosa abans i estalviar-se pagar més. El problema és que potser el costum també és comprar la rosa el dia de Sant Jordi, no només regalar-la i pot ser una molèstia haver de guardar la rosa fins al dia de la diada. Llavors, aquí, els venedors de roses, en anar a l’engròs, tenen l’oportunitat de practicar el noble art de l’especulació. Els venedors, esperant un increment de preus futur podrien aprovisionar-se d’una major quantitat de roses prèviament a la diada per vendre’n més, això, desafortunadament per al venedor però afortunadament per a totals els compradors, tindria l’efecte de disminuir el preu (respecte del preu de no especulació) el dia de Sant Jordi, es a dir, l’especulació ajudaria disminuir la fluctuació de preus que experimenten les roses. Desafortunadament no és així, veiem increments importants del seu preu. Llavors perquè es donen aquests increments? Doncs perquè les roses tenen una propietat que dificulta practicar l’especulació. Les roses no són un bé durader i a més, tenen lags (i heterogenis) en la producció, això dificulta que es pugui emmagatzemar en períodes de poca demanda per vendre-les en períodes d’alta demanda. L’increment de demanda durant la diada és tal, que fins i tot s’importen roses de l’estranger: Com veieu, la rosa ha esdevingut la protagonista de la festa, fins al punt que la producció nacional no n’abasta la demanda, de manera que s’ha de recórrer a la importació des d’uns altres indrets del món molt llunyans.. El tema dels llibres és més complicat, ja que hi ha altes barreres d’entrada, preus regulats i molt més, de forma que aquí no ho tractarem tot i que espero poder fer-ho en un altre moment, qui sap, potser el pròxim Sant Jordi.

Per a les pràctiques de regalar una rosa i un llibre, és curiós que es donin des d’un punt de vista econòmic. Des d’un punt de vista econòmic, amb agents racionals, el millor sempre és regalar diners, ja que si l’individu s’ho hagués gastat en una altra cosa que no fos el regal, podria arribar a un major nivell d’utilitat. Aquesta raó, també és la justificació clàssica per preferir transferències monetàries que transferències en espècie. Posem que ens fan un regal que costa 10 €. Si aquest és un regal òptim, vol dir que si ens haguessin donat 10 € de regal, el producte que ens aporta més utilitat que podem comprar amb 10 € seria el regal que ens han fet. En canvi, si amb 10 € podem comprar un producte que valorem més que el regal, aquell regal no era òptim, ja que per un mateix cost (10 €) obtenim una cosa que ens aporta major utilitat. Això mostra que no hi ha cap regal (que costi 10 €) que sigui millor que regalar 10 €, per això, els diners són el regal òptim. Relacionat amb la ineficiència dels regals, Joel Waldfogel el 1993 va intentar estimar les pèrdues d’eficiència dels regals de Nadal. Troba fent enquestes que un regal destrueix 1/3 del valor. Amb aquesta estimació, els regals de Nadal del 1992 als EE.UU representen una pèrdua d’eficiència d’entre 13-14 mil milions de dòlars. Després de l’article de Waldfogel n’hi ha d’altres que troben beneficis dels regals o confirmen la pèrdua d’eficiència de Waldfogel. Les estimacions conservadores posen una valoració, per part de qui rep el regal, del 90% del preu d’aquest.  Tot i així, podem intentar racionalitzar el fet que es donin regals a la diada de Sant Jordi i no diners. En el cas anterior, hem assumit que a l’individu només l’afecta el bé que obté com a regal, però hi ha tota una sèrie de coses associades amb fer un regal que no siguin diners, senyals. En la mesura que un regal sigui encertat o no, senyalitza quan coneixem o quan ens preocupem per a qui fem el regal, això ho pot apreciar el que rep el regal, té un valor simbòlic. Un altre tipus d’hipòtesis és que donar diners com a regal pot ésser una falta de respecte o que no encaixa amb la relació en la qual es fa el regal (com argumenten filòsofs anti-mercantiltizació com Michael Sandel). Una possible solució intermèdia serien les targetes-regal, encara que es troba un 10% de pèrdua d’eficiència. De fet, regalar diners pot ser una falta de respecte o no encaixar amb la relació entre qui fa i qui rep el regal, però només en la cultura occidental actual, on concebem l’esfera econòmica com a amoral i separada.  Durant molt de temps als EE.UU (entre els 1870 i 1930) es donaven diners com a regal i no hi havia cap tipus d’estigma ni menys apreciació per part de qui dona o rep el regal. Segons la sociòloga Viviana Zelizer:

Families, intimate friends, and businesses likewise reshaped money into its supposedly most alien form: a sentimental gift, expressing care and affection. It mattered who gave gift money and who received it, when it was given, how it was offered and how spent. Defying all notions of money as neutral, impersonal, and fungible, gift money circulated as a meaningful, deeply subjective, nonfungible currency, closely regulated by social conventions. At Christmas, weddings, christenings, or other ritual and secular events, cash turned into a dignified, welcome gift almost unrecognizable as market money and clearly distinguished from other domestic currencies.

Zelizer, The Social Meaning of Money (Princeton: Princeton University Press, 1997), 202-3.

Que en podem treure de tot plegat? Doncs que és bastant difícil evitar comprar una rosa cara el dia de Sant Jordi (si es compra una rosa) i que un canvi dels nostres costums cap a regals monetaris augmentaria l’eficiència d’aquests.